jueves, 10 de octubre de 2013

La sonrisa de Miguel




Miguel me recibió en su casa con una sonrisa que hizo que todo fuera fácil con él, a su edad lo normal es extrañar a los desconocidos pero para mi sorpresa fue un bebé tan simpático que sonrío con tan solo recordarlo. Gracias a sus maravillosos papás por hacerme sentir como en mi casa y espero que nos veamos muy pronto otra vez.








 
 















No hay comentarios:

Publicar un comentario